El cuadro de la semana: Algunos círculos, de Wassily Kandinsky

Algunos círculos. W. Kandinsky. 1928. Fuente: http://www.adrihistoria.blogspot.com

Esta semana he escogido una obra de Wassily Kandinsky, un óleo sobre lienzo pintado en 1928 titulado Algunos círculos. Actualmente se encuentra expuesta en el Museo Guggenheim de Nueva York.

Es un cuadro que ejemplifica la abstracción. Como apunta el profesor Félix Rodríguez de la puerta, “se observan varias decenas de círculos esparcidos sobre una superficie plana sin alusiones figurativas, la composición es abstracta pero no por ello carente de relaciones internas. Los círculos generan una transparencia virtual que dotan al cuadro de profundidad. La transparencia queda puesta de manifiesto en el gran círculo negro que aparece dibujado sobre otro de color morado. Este círculo que lo percibimos negro realmente no lo es, no se sabe de que color es pero observamos que tiene transparencia cuando se superpone con otros tres círculos de distintos colores como el verde, el azul y el morado.”

Sigue leyendo

Anuncios

El cuadro de la semana: ¿Qué somos? ¿De dónde venimos? ¿A dónde vamos? de Paul Gauguin

Qué somos, de dónde venimos, a dónde vamos. Paul Gauguin. Fuente: http://www.theartwolf.com

Después del parón navideño, esta semana vamos a hablar de  ¿Qué somos? ¿De dónde venimos? ¿A dónde vamos?, un óleo sobre lienzo que muchos incluyen en el denominado Post-Impresionismo. Fue pintado alrededor de 1898 por el pintor francés Paul Gauguin, y que puede verse en el Boston Museum of Arts.
Desarrolla un pensamiento filosófico expuesto por el artista en su ensayo sobre la Iglesia. Plasma el problema del origen, naturaleza y destino del ser humano en el contexto de las doctrinas teosóficas. Quiso evitar signos alegóricos convencionales, por lo que prefiere sugerir misteriosamente mediante figuras y colores.  Coloca su título en dos esquinas doradas en gran tamaño, para que no se pierda el verdadero significado de su obra, para la que incluso elaboró un libreto donde la explicaba. Está pintado después de la muerte de sus hijos, combina religiosidad y pintura en una época muy espiritual para Gauguin. Simboliza el pecado original en el centro, y el nacimiento, la vida y la muerte a ambos lados.

El cuadro de la semana: Alpha-Pi, de Morris Louis

Alpha-pi. Morris Louis. Fuente: http://www.metmuseum.org

Esta semana, como contraposición al cuadro tan marcado por el color y la abundancia de figuras de la semana pasada, hemos escogido una obra  minimalista. Se trata del cuadro Alpha – Pi, acrílico sobre lienzo de Morris Louis en 1960 y que puede verse en el Museo Metropolitano de Nueva York (EEUU).

En esta obra podemos ver las características propias del minimalismo que tan popular ha sido en decoración, que incluso es tendencia en la actualidad, pero esta vez en un ejemplo en pintura. Este movimiento pictórico surge a partir de los años sesenta en Nueva York , como reacción del expresionismo abstracto americano de Pollock y basado entre otros en los campos de color de Rothko. Se trata de pinturas únicamente estéticas, que no buscan la representación real ni metafórica de nada, y que pretende sólo que sus partes estén en armonía.

El cuadro de la semana: Galeries Lafayette, de Jean Dubuffet.

Galeries Lafayette. Jean Dubuffet. Fuente: www5.ac-lille.fr

Esta semana, hemos elegido un cuadro lleno de color que bien puede ser ejemplo del espíritu pre-navideño que podemos encontrar estos días en todos los grandes almacenes.
Se trata de  Galeries Lafayette, pintado en 1961 por el francés Jean Dubuffet. En este cuadro, el pintor utiliza gouache sobre papel. Se trata de una especie de témpera, una acuarela pero más opaca y más nítida. Esta técnica se usaba desde hace siglos, pero es a principios del siglo XX cuando adquiere relevancia con los dibujos de Toulouse-Lautrec. Jean Dubuffet es uno de los que más innovan en cuanto al uso de nuevos materiales en el arte de neovanguardias del siglo XX, ya que usaba texturas en sus lienzos, añadiendo arena, alquitrán, etc. Está englobado dentro del Informalismo, un movimiento que engloba las tendencias abstractas y gestuales de la Francia de posguerra .

El cuadro de la semana: Hombre desnudo bajando una escalera, de Marcel Duchamp

Hombre desnudo bajando una escalera. M. Duchamp. Fuente: http://www.culturizando.com

Esta semana hemos escogido un óleo sobre lienzo del francés Marcel Duchamp. Se trata de Hombre desnudo bajando una escalera, pintado en 1912 y expuesto en el Museo de Arte de Philadelphia (EEUU).
En esta obra, vemos como se da un paso más hacia la abstracción. El artista quiere plasmar una escena real de una forma completamente alejada del realismo, destruyendo por completo el mundo artístico de la época. Son indudables las influencias del expresionismo y de la abstracción, sin embargo, en este caso es un arte abstracto más exagerado, reivindicativo, provocador.
Se trata de un cuadro perteneciente al Dadaísmo, un movimiento pictórico desarrollado en la primera década del siglo veinte y que se caracterizó por oponerse a la sociedad y la cultura de la época, buscando en el arte una forma de provocación y burla a lo establecido.

El cuadro de la semana: La Habitación Roja, de Henri Matisse

La Habitación Roja (1908) de Henri Matisse. Fuente: http://pincelyburil2.blogspot.com

Hoy hemos escogido una obra del genio francés Henri Matisse (1869 – 1954)  titulada La habitación roja o Armonía en rojo, que fue pintada en  1908  y que  actualmente se halla expuesta en el museo de L’Ermitage de San Petesburgo.
Se trata  de un óleo sobre lienzo que es considerado uno de los mejores ejemplos del Fauvismo, un movimiento donde la forma aparece deformada por la importancia estética y del color, eliminando el naturalismo propio del Impresionismo.
Vemos en este cuadro un rico colorido, fundamentado en el color rojo, que está presente en las paredes, el mantel, las frutas y las sillas en distintos tonos que distinguen los objetos de la habitación.
El rojo lo combina con su complementario, el azul, presente en las flores del mantel , ya que los fauvistas eran expertos conocedores de la Teoría del Color, y Matisse conocía que contraponiendo dos tonos complementarios el resultado óptico resaltaba mucho más la fuerza de la paleta tonal de la obra.  Sigue leyendo