El cuadro de la semana: ¿Qué somos? ¿De dónde venimos? ¿A dónde vamos? de Paul Gauguin

Qué somos, de dónde venimos, a dónde vamos. Paul Gauguin. Fuente: http://www.theartwolf.com

Después del parón navideño, esta semana vamos a hablar de  ¿Qué somos? ¿De dónde venimos? ¿A dónde vamos?, un óleo sobre lienzo que muchos incluyen en el denominado Post-Impresionismo. Fue pintado alrededor de 1898 por el pintor francés Paul Gauguin, y que puede verse en el Boston Museum of Arts.
Desarrolla un pensamiento filosófico expuesto por el artista en su ensayo sobre la Iglesia. Plasma el problema del origen, naturaleza y destino del ser humano en el contexto de las doctrinas teosóficas. Quiso evitar signos alegóricos convencionales, por lo que prefiere sugerir misteriosamente mediante figuras y colores.  Coloca su título en dos esquinas doradas en gran tamaño, para que no se pierda el verdadero significado de su obra, para la que incluso elaboró un libreto donde la explicaba. Está pintado después de la muerte de sus hijos, combina religiosidad y pintura en una época muy espiritual para Gauguin. Simboliza el pecado original en el centro, y el nacimiento, la vida y la muerte a ambos lados.
Muchos lo consideran el testamento artístico de la obra de Gauguin, ya que es una síntesis de sus temas y su forma de entender la pintura con un simbolismo muy evidente. Puede interpretarse como una metáfora del paso del tiempo y de la vida, desde la infancia a la vejez y la muerte, pero también como un contraste entre naturaleza y razón. Algunos críticos asocian la pintura y las figuras representadas con los frescos de los palacios renacentistas. Gauguin incluye muchas figuras que ya había representado antes, por ejemplo en Mahana no atua o El día de Dios.
Dentro de la obra, además de su significado y del misterio que exhala, lo más destacado es el uso del color. Los tonos vibrantes ganan el pulso a la composición y al dibujo. Combina los tonos más feroces como azules y amarillos intensos con otros más suaves en el fondo. En ella podemos ver un fiel reflejo de la cultura, la mitología y la forma de vida oceánica que tanto fascinó al pintor y que supo plasmar en sus  famosas tahitianas.
Puedes encontrar un análisis más detallado de esta obra pinchando aquí.
Fuente: elaboración propia.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s