El cuadro de la semana: Galeries Lafayette, de Jean Dubuffet.

Galeries Lafayette. Jean Dubuffet. Fuente: www5.ac-lille.fr

Esta semana, hemos elegido un cuadro lleno de color que bien puede ser ejemplo del espíritu pre-navideño que podemos encontrar estos días en todos los grandes almacenes.
Se trata de  Galeries Lafayette, pintado en 1961 por el francés Jean Dubuffet. En este cuadro, el pintor utiliza gouache sobre papel. Se trata de una especie de témpera, una acuarela pero más opaca y más nítida. Esta técnica se usaba desde hace siglos, pero es a principios del siglo XX cuando adquiere relevancia con los dibujos de Toulouse-Lautrec. Jean Dubuffet es uno de los que más innovan en cuanto al uso de nuevos materiales en el arte de neovanguardias del siglo XX, ya que usaba texturas en sus lienzos, añadiendo arena, alquitrán, etc. Está englobado dentro del Informalismo, un movimiento que engloba las tendencias abstractas y gestuales de la Francia de posguerra .
Es un dibujo curvilíneo, derretido, con ausencia de líneas rectas. Es figurativo, y representa las formas de manera muy poco realista, casi esquemática y de forma caótica, sin ningún orden aparente. Se trata, por tanto, de un dibujo asimétrico en su composición, donde el patrón seguido por el artista carece de racionalidad. La perspectiva está ausente del cuadro, las formas se apilan unas sobre otras sin orden aparente. No hay profundidad espacial y todos los elementos parecen estar a la misma distancia del espectador.
Todos estos factores contribuyen a crear una gran sensación de caos y dinamismo. El autor extrae así el ajetreo de las conocidas Galeries Lafayette de París, uno de los centros comerciales más importantes del mundo, y que nunca para.
Sin embargo, esta pintura se caracteriza especialmente por el color. Vemos una gran importancia de los tonos utilizados, en el que combina numerosos tonos cálidos y fríos, desde rojos intensos hasta varias gamas de azul, pasando por amarillo o violeta. Las áreas de color son muy plásticas y se delimitan con gruesas líneas negras que pueden recordarnos a la pintura de los códices medievales pero en una versión vanguardista. La luz no es importante en la obra, y viene dada por los tonos claros, que contrapone con otros más oscuros y a los que añade líneas negras que separan las figuras.
En esta obra perteneciente al Informalismo, se notan por tanto las influencias de la abstracción, fundamentalmente en la importancia del color, e incluso del surrealismo debido a la forma tan peculiar de representar las figuras. Incluso, podemos relacionarlo con el colorido fauvista, con lo que se trata de una síntesis de varias de las vanguardias vistas anteriormente en esta sección.
Fuente: elaboración propia
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s